Mi posición personal


Un día decidí aprender tango argentino y descubrí que es difícil adecuarse a aspectos sin estructura y de improvisación de esta Danza Urbana que para algunos más que una danza es un caminar con firulete, es decir, un caminar con estilo, elegancia, al tiempo que se desarrolla un modo de bailar con movimientos y figuras que lo mismo se pueden aplicar a un tango de la "vieja guardia" en compás 2x4 que a otro de la época de oro en estilo Milonguero o en un 4x4 del tango nuevo o, aún, al Vals criollo cuyo compás es 3x4 y también aplican para un Boston waltz como "Desde el Alma" y para cualesquier tipo de Milonga: campera, arrabalera o milonguera, lenta o rápida y no importa que provenga del siglo 19 o de mediados del 20.

Luego empecé a aprender un sinnúmero de pasos y figuras de hasta 32 movimientos con nombres poco familiares y aún confusos, ya que un maestro les llamaba de un modo y otros de otro. A continuación tuvimos contacto con otros bailarines y maestros argentinos en viaje y de paso por la Ciudad, con una cartera pletórica de pasos y de posiciones personales.

Localmente tenemos unos tres métodos por los que hemos pasado los principiantes, intermedios, avanzados, semiprofesionales y aún profesionales en Ciudad de México. Básicamente hablamos de tango salón, orillero y fantasía o de show.

En las milongas se puede observar que aunque el 97% de los bailadores ha recibido instrucción de los mismos instructores y maestros, cada cual ha desarrollado un estilo diferente. Es como si muy dentro, en el corazón, cada uno realizamos nuestro show y las milongas nos sirven como el escenario que hace posible que nuestro sueño se vuelva realidad cada vez.

Los tangueros de hoy somos muy independientes y nos gusta que la gratificación por nuestro entrenamiento sea rápida y, como resultado, los aspectos importantes de lo que sería un aprendizaje sistemático tratamos de minimizarlos y de brincarlos, independientemente de la escasa estructura que ofrecen los métodos de aprendizaje disponibles. La tendencia general, impulsada muchas veces por los alumnos, ha sido tener un catálogo extenso de pasos y figuras que han de ser memorizados y repetidos tal y como el instructor los muestra, aunque alguno de ellos en forma muy generosa, por cierto, recomienda dominar los elementos básicos para después estar en posibilidad de encadenarlos hasta lograr figuras amplias y compuestas.

El Tango Argentino tiene más de 100 años como danza urbana y si en la región del Río de la Plata donde se originó de barrio a barrio, de ciudad a ciudad han dado diferentes nombres a pasos y figuras y desarrollado diferentes estilos de baile, tomemos en cuenta que siendo ahora patrimonio de la humanidad, siendo practicado lo mismo en Europa el Oriente, Africa o Norte América y habiendo asimilado en las filas de milongueros y bailarines elementos de técnicas universales y rasgos particulares de todos los confines de la Tierra, el Tango Argentino vive hoy una transformación constante teniendo como base un lenguaje, un código que ayuda a que no importa de dónde seas puedas compartir una pieza, armado tan solo con elementos como el amor por el tango, la marca, los cambios de peso, la salida, el caminar, el cierre, los ochos y los giros.

El código, cada vez mas depurado y flexible, nos ha sido comunicado por los más talentosos bailarines y maestros de Argentina y, debemos aceptar que lo que nos han comunicado como rasgos de personalidad necesarios para la interpretación del tango, si son manejados con cuidado, nos permiten ver pronto que son ingredientes imprescindibles para desarrollar la actitud requerida para absorber el tango.

En vez de confundirme la diferencia de puntos de vista o juicios personales de maestros y bailarines, me ha motivado a investigar y encontrar puntos de convergencia y validar similitudes. Me ha despertado la sed de conocer y aprender de más y mejores exponentes del tango y ahora tengo una idea clara de cómo identificar un maestro y tratar de tomar de él lo que creo me gusta de él o ella. No pretendo mas que comprender a fondo esta actividad que es tan importante en mi vida y poner a disposición de otros, para hacerles más llano el camino, mis experiencias personales.

Nos han dicho que de unos cuantos movimientos básicos es posible improvisar un incontable número de patrones, pasos y figuras. Cuando comencé a desesperarme porque después de unos 20 pasos básicos en cada uno de los géneros (tango, milonga y vals criollo) me era difícil retener la siguiente figura explicada en clase, decidí que debería mejor depurar mi técnica en vez de seguir aprendiendo nuevas figuras que, además, no eran mas que variaciones de otras conocidas o bien, movimientos fuera de mis capacidades actuales de movimiento y ejecución. Entonces descubrí el estilo Milonguero de bailar. El Maestro Jorge Bartolucci, durante semanas, pacientemente nos lo estuvo enseñando pero el grupo no lo asimiló. Curiosamente en una milonga una invitada mía ajena al ambiente observó sobre el respecto: "curioso, hacen muchos movimientos interesantes pero casi todos bailan fuera de música". Adquirí videos y practiqué por mi cuenta empezando a incorporar uno a uno los pasos. Durante el proceso se me han hecho muchas observaciones como: "fulano de tal -bailarín internacional- nos afirmó que el estilo milonguero no existe" "si empiezas bailando una pieza con estilo milonguero tienes que bailarla toda en ese estilo hasta el final" "sólo puedes bailar milonguero con abrazo cerrado" "oye eso que bailaste es diferente a lo que nos han enseñado ¿es tango americano?".

Luego me percaté que el sincopado del milonguero se convierte en traspié fácilmente al bailar Milonga y que, cuidando el tradicional "un, dos, tres" del vals, se adecúa perfectamente al Vals Criollo combinándolo con corridas y giros aunque con algunos ajustes como el ocho cortado y el ocho atrás, que requiere cruce atrás de la dama en vez del tradicional pivote en esa parte del giro, y que si se altera el estilo apilado abriendo el abrazo, no hay necesidad de alterar los giros hacia atrás de la dama ni los ochos adelante, etc., etc.

Un día visitando una clase de Vals del Maestro Claudio Villagra, me invitó a intentar un Vals delante de los alumnos y, defensivamente observé, -pero Maestro yo no he tomado sus clases de vals y dijo "no importa, trata" y bailé un Vals Criollo con Lolita Izurieta. A continuación durante las conclusiones dijo:

"Paco" hizo movimientos chicos, grandes, de todo, pero fue el único que no perdió el compás" y yo solamente había echado mano de mis limitados pasos de estilo milonguero. Otra ocasión en medio de la clase alguien preguntó a la Maestra Florencia Tacceti "en una milonga en Buenos Aires ¿es válido hacer pasos sincopados?" y Florencia contestó: "En Buenos Aires se baila sincopado". Un domingo Valesa Rivera, tanguera chiapaneca avecindada en San Francisco Cal. -lugar donde más tango se baila después de Buenos Aires- y con quien milongueaba por primera vez comentó: "cuando bailo identifico de quién fueron alumnos mis compañeros y pienso: "este chico baila como Nito, éste otro como Fabián aquel como. . ..pero tú Paco no bailas como nadie que conozco, tienes una forma muy personal de bailar". Otra ocasión Yolanda Bustinduy dijo: "tu estilo es como el que se usa en Londres" (por supuesto nunca he ido a Londres)...

Es bueno escuchar a todos, matizar la propia idea de acuerdo a características y preferencias propias y tomar la decisión de qué camino seguir.

Aseveraciones como: "el tango salón es para gente alta, ésta luce elegante en cambio, los bajitos, pueden aprovechar su ligereza de movimientos en el tango orillero que les es más propio" puede resultar muy relativa y, al final, todo el mundo expresa su punto de vista que es muy respetable pero muy limitado como para calificar o describir con acierto un universo tan grande y difícil de comprender como el Tango Argentino.

Lo anterior me explica porqué bailo como lo hago y porqué pretendo transmitir una manera económica de aprender a bailar y disfrutar el tango. No es que me revele pero un día me enseñaron que debo dudar, validar y establecer un punto de vista personal sobre lo que se me enseña. Me enseñaron que para tanguear se necesitan dos, uno que guíe y otra que siga (rol de hombre y rol de mujer). Al principio me pareció adecuado y hasta conveniente por el machismo inherente en el concepto pero, con el tiempo, experiencias y enseñanzas recibidas, he modificado mi punto de vista.

Observando el baile milonguero de Daniel Trenner y Rebecca Schulman, Licha, mi Esposa comentó: "no me gusta, ella está colgada de su cuello y como que la lleva arrastrando por toda la pista". Es comprensible y válida una aseveración como la anterior, pero para el ojo educado, queda claro que cada uno de ellos asume el control total de su peso y balance y que la postura y el movimiento al unísono crean una impresión equivocada por el fenómeno de ilusión visual. Aquí hay un caso clarísimo para confundirse. Típicamente la marca y el acompañamiento se ejecutan con las manos mientras que en el caso que nos ocupa la marca se da cuerpo a cuerpo, pecho a pecho. En esta forma de bailar el eje y equilibrio personal desarrollan una postura confortable y cercana que facilita la transmisión de la marca. La marca es la responsable de que el baile sea fresco y se dibuje en el momento, es decir, se improvise, lo cual difiere del baile coreografiado y, finalmente, la responsabilidad es compartida al 50%. Así pues una cosa es compartir la marca y otra liderar y seguir. Porque según el diccionario liderar es: guiar, mandar, manejar, dirigir, conducir, preceder, ir antes, etc.

Si yo preguntara a mi compañero José Luis, por ejemplo, ¿cuándo fue la última vez que manejaste a la Srita. Manofria en la pista de baile? seguramente me contestaría: "No mamm*x&-*#*".

Hay ya muchos expertos que corroboran que la mujer se mueve antes y que el hombre lo hace exactamente a continuación.

Así las cosas me dispuse a desarrollar un sencillo Método de Enseñanza-Aprendizaje que comparto con principiantes, intermedios y aún con tangueros experimentados pero con interés en el estilo Milonguero.

Las personas tenemos diferentes maneras de aprender por lo que mi método privilegia la facilitación del aprendizaje buscando que una persona adquiera las habilidades, generalmente aceptadas como esenciales, para conducirse con gallardía y buena calidad de baile.

El tanguero debe mostrarse auténtico, con alta autoestima así que su conocimiento del código del Tango Argentino y su calidad de baile, independiente al estilo que escoja desarrollar, deben permitirle compartir el tango con cualquier pareja y disfrutarlo.

De acuerdo a mis características personales, me he aficionado completamente al Estilo Milonguero -también llamado Close Embrace, Apilado o Confitería- y a aumentar mi acervo de movimientos. Poco a poco he visto aumentar el interés en este estilo al grado que hace dos semanas el Maestro Nestor & Patricia Ray vinieron a la ciudad a conducir un Taller y clases específicos de milonguero. El maestro Jorge Bartolucci lo incluye también dentro de su instrucción y cada vez más participantes a las milongas optan por este estilo.

Actualmente comparto con interés el Estilo Milonguero y trato de practicar en las milongas con damitas de todos los niveles, teniendo cuidado de no intentar movimientos que presenten confusión en la marca. Adicionalmente, en forma comedida propongo a mi compañera del momento intentar alguna figura y, poco a poco, he ido logrando que varias de ellas me acompañen en pasos que no les eran familiares. En el Festival del Centro Cultural San Angel, por ejemplo, tuve el placer de interpretar con Claudia Llamas dos tangos del más puro corte milonguero. Vale comentar que últimamente tanto compañeros que han viajado a Buenos Aires para perfeccionarse, como tangueros argentinos experimentados que han venido a la Ciudad, nos impresionan gratamente con su bailar milonguero.

El 17 de Diciembre del 2002 quise concluir este artículo cuyo contenido abarcaba un poco más de cuatro años desde que me decidera por abrazar mi personal estilo; porque estuve a saludar en la clase de Luis Alberto Fonseca y Josefina Durán y me percaté que estaban instruyendo estilo milonguero a sus pupilos;. teniendo la mayor cantidad de alumnos en Cd de México y pensando influirían de manera importante en nuestra barra tanguera cuyas raíces son más bien de Tango Fantasía y Salón. Hoy 22 de Febrero del 2005 en esa misma clase el Maestro Luis Alberto me comentó: de vez en vez enseño Milonguero o Milonga Traspié para complementar la formación de mis alumnos pero no muestran mayor interés, prefieren Tango de Salón o de Show.

El Tango sigue evolucionando y las preferencias también. Tenemos ahora NarcoTango, Tango Nu, Fusión, etc. El Tango Alternativo tiene diferentes propuestas: lento, electrónico, candombero quasi salsa, etc. Personalmente, como dice una letra antigüa "me bailo la Marsellesa o Il Trovatore" pero me quedo con el tradicional y más aún, con ¡el Milonguero!

Aprovecho para hacer pública mi gratitud a quienes me iniciaron en el Tango y/o me han enseñado a practicarlo y disfrutarlo desde diferentes ángulos: Jorge Bartolucci & Sonia Aguilera, Vanesa de Lío, Florencia Tacceti, Luis Alberto Fonseca & Josefina Durán, Oscar Mandagarán, y Claudio Villagra & Leticia Falliacara.

TANGO FANTASÍA VS MILONGUERO

El Tango danza se ha difundido por bailarines expertos que mediante pasos y movimientos complicados, aún acrobáticos, captan la atención gracias a su trabajo de horas interminables para ajustar coreografías lo mismo a espacios amplios que pequeños y a su manejo magistral de la expresión total que hacen que su baile sea fresco, tal y como si fuera creado en el momento. Su base está en los mismos movimientos de los pasos que se practican en las milongas pero alargados y adornados, con tal agilidad, que provocan expresiones de admiración y asombro en el público.

El Estilo Milonguero es por definición el que se practica en la Milonga -reunión social para bailar tango en sus tres ramas: tango, milonga y vals criollo-.Se baila para disfrutarlo no para mostrarlo a los demás. Vive momentáneamente en la pasión de la pareja y se dibuja en la pista de baile según el espacio disponible (normalmente muy pequeño y sujeto a la navegación del resto de las parejas participantes). La improvisación, el manejo del ritmo y el contacto de dos cuerpos apilados propician el caminado musical del hombre y la creativa interpretación de la mujer que siguiendo la marca se mueve, disfruta y devuelve al hombre el placer de pisar juntos, como si fueran uno, la pieza que comparten. Este estilo muestra parejas como fugadas a rincones del alma, en trance; el sentimiento, la musicalidad, mecer a la mujer, dormirla, caminar el tango, puede que no sean espectaculares pero finalmente comunican e impresionan a quienes observan el baile.

ADENDUM I: Y... FINALMENTE, YO TAMBIEN CREO QUE EL TANGO "ES COSA DE MINAS"

Las personas ajenas a la región del Río de la Plata creen que Mina es una palabra ofensiva, la consideran como un término moderado de tanguera y prostituta; la razón es que según el diccionario mina es "criadero de minerales de útil explotación" o "nacimiento u origen de las fuentes" y también "persona o cosa que abunda en cualidades dignas de aprecio o de que puede sacarse algún provecho o utilidad" Algunas gentes sitúan ahí precisamente en la"mina" cuyo tipo de prácticas y ganancias asociadas, da por resultado el concepto de "prostituta". Otros sitúan su origen en la jerga de los Camorristas italianos como proveniente de "donna y miniera", es decir, "prostituta joven y hermosa". Los orgullosos rioplatenses y los que veneramos al sexo femenino, nos identificamos con "origen de las fuentes, abundantes en cualidades dignas de aprecio y generadoras de provechos y utilidades, es decir "una mina con todas las letras" o aún mejor "una flor de mina". Y el Tango es cosa de minas. Porque las minas son, han sido, las inspiradoras del tango. Enrique Saborido "Villoldo" -El papá del tango criollo- en 1905 influido por Lola Candales, vedette uruguaya, compuso un tango que podía ser cantado en un confesionario "nada de arrabalerías, nada de nocheros y sus pupilas, ni de malevos" sugiriera Lola. A partir de ahí los tangos tienen letras que hablan de infancia y los pibes, el baile, el bandoneón, los consejos, el mar y el puerto, novias, barrios, padres, carreras de caballos, el fútbol, etc. Curiosamente unos de los más celebrados en la actualidad son: Por una Cabeza, El Día que me Quieras, El Choclo y Adios Nonino que, como decía, nada que ver con peringundines o "casitas" del pasado.

Hay quienes consideran el tango danza como una evocación cuasisexual y una práctica de voyerismo, y así lo explotan. Para otros es un negocio lucrativo anual de 3,000 millones de dólares en el Mundo.De esa cifra Argentina percibe unos 600 millones de dólares. Los destinos de exportación más grandes son USA, Alemania y Japón, seguidos por otros países europeos y, luego, el resto del planeta. El 45% de lo que se genera fuera de Argentina se estima que es producido por espectáculos, lugares de baile, discos, películas y clases de baile. Habemos quienes lo entendemos como un espacio de gozo kinestésico, comunión momentánea de movimientos, identificación y cuidado del otro, mientras canalizamos individualmente emociones y actividad intelectual; el hombre pendiente de la navegación, el compás y la música mientras decide en milisegundos la marca que la mina, sensible y atenta, convierte en movimientos dancísticos que, generalmente, preceden al movimiento del varón. El propósito final: una grata experiencia para ambos que como seres humanos nos recordamos que "no estamos solos".

P.S. Mi agradecimiento a Ricardo Moisés Schoua, responsable del Boletín Tango y Cultura Popular quien me hizo el honor de incluir mi artículo ..¿Porqué Bailo Tango? en el No.9 y luego, en los números 13 y 14 de su Boletín me publicó "Mi Posición Personal" lo que motivó que mi amor por el Tango se exacerbara y continuara hasta incursionar en la letras lunfardas que luego me permitió escribir algunos poemas de ese género y el que uno de ellos se hiciera tango ("Todavía Puedo" bautizado como "Domingo en la Tarde" por Toño Larcher de Alemania, responsable de la música del mismo).

El acceso al Boletín Tango y Cultura Popular que recomiendo ampliamente, se logra pushándole a la dirección: http://novedadesenred.com/v2/pages/news.asp?AutorID=21 o www.novedadesenred.com/Arte y Cultura/Tango y Cultura Popular y ahí encuentran el último número del Boletín y links a todos los anteriores, incluso hasta el No.1.

Paco Romero

 PÁGINA PRINCIPAL

Mi Equipaje

 ...¿Porqué bailo Tango?
 Mi posición personal
 
Desde mi Lírica
 Milonguero meditando
 Histo-Tango
 Tumbaburros Lunfa

Fotos

 Amigos del Tango
 Muchacho de antes

Páginas de Tango favoritas

 Abc Tango
 Todo Tango

Páginas Gomías


Gotcha

Mándame un e-mail

 milonguero12@yahoo.com